domingo, 20 de marzo de 2011

Destrucción

El elefante, el león y el tigre europeos han desaparecido para siempre. El pato del Labrador, el alca gigante y la cotorra de Carolina no volverán a llenar con su presencia nuestro planeta azul. El mamut lanudo y el rinoceronte lanudo euroasiaticos, el buey almizclero y el alce irlandes gigante de la Edad de Hielo se han perdido para siempre.
Hemos olvidado ya que, hace sólo dos siglos, miles de millones de palomas migratorias, que fueron en tiempos las aves más abundantes del planeta, poblaban el paisaje de lo que hoy es Estados Unidos; que 60 millones de bisontes vagaban por las llanuras norteamericanas y que en otros tiempos las morsas se apareaban y criaban a lo largo de la costa de Nueva Escocia. Entre 30 y 50 millones de totugas marinas gigantes de 200 kilos vivían en el mar Caribe. Hace tan solo 100 anhos el oso blanco poblaba los bosques de Nueva Inglaterra y de las provincias marítimas canadienses. Ahora recibe el nombre de oso polar porque es en los polos donde tiene su último refugio.La na turaleza contemporánea es un vestigio de su gloria pasada.


Y aún asi seguimos destruyendo el planeta.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario